viernes, 4 de junio de 2010

Provocándote









Provocándote.





Deslizo con mis dedos
la seda que cubre mi ego
mirándote anhelo
que desnudes mi cielo.





Me quedo lentamente
ante tus ojos
escapan mis antojos
y mis celos,
me miras de reojo
aun me sonrojo
al pronunciar
te quiero.






Atrevidamente
susurro tu nombre
que escapa de mi boca
jugosa y tan dulce.
Tanto te provoca
mi pasión te sofoca.






Insinuantemente
muevo mis caderas
saciando tu mirada,
cruzando la barrera
como si estuvieras
ausente.






Mientras mis senos
balancean ante ti
te abraza el frenesí
perdido en el suspiro
que brota de tus labios.






Pretendo fundirme
en ese paraíso,
donde eres mi sumiso
provocándote.....






Autora: ©Lola Mejides.Un duende.
(Safe Creative: #0808130086013)


7 comentarios:

  1. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    LOLA MEJIDES

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE BLADE RUUNER ,CHOCOLATE, EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .

    José
    ramón...

    ResponderEliminar
  2. WOW! ESTÁ MUY BUENO STE BLOG, BONITA. Y LOS POEMAS, REALMENTE PROVOCADORES. ME ENCANTÓ. BESO.

    ResponderEliminar
  3. Pretendo fundirme
    en ese paraíso,
    donde eres mi sumiso
    provocándote.....

    Precioso...

    ResponderEliminar
  4. Una hermosa declaración de sentimientos y un versar muy cuidado, un saludo amiga Lola, oswen.

    ResponderEliminar
  5. Es precioso, todo lo que escribes tanto como tú,besitos

    ResponderEliminar
  6. Sigo pasando de vez en cuando para leer tus versos desbocados, sensuales.

    Un saludo desde la lejanía.

    Desde El Bierzo

    ResponderEliminar